Saltar al contenido

Manual de Evaluación Visual del Suelo

Las propiedades físicas del suelo son muy importantes para mantener la productividad de la tierra.

La degradación de estas propiedades tiene efectos considerables sobre el crecimiento de las plantas, apreciables sobre todo cuando analizamos la relación suelo-planta, su rendimiento y la calidad de sus cosechas sin olvidar el abastecimiento de nutrientes que el suelo ofrece a la planta.

El deterioro de las propiedades físicas ocurren tras muchos años de prácticas de cultivos, sin embargo tratar de corregir este daño toma más tiempo y se hace muy costoso. A su vez, esta degradación aumenta el riesgo y los daños causado por la erosión hídrica y eólica con serios perjuicios para la sociedad y el medio ambiente.

Salvaguardar el recurso suelo para las generaciones futuras es la tarea principal de todos los que trabajan en el manejo sostenible de las tierras.

No obstante a menudo, no se presta mucha atención a:
· el papel básico de la calidad del suelo en la eficiencia y sostenibilidad de la producción,
· el efecto de la calidad del suelo como reflejo del margen de ganancia total de la finca,
· la necesaria planificación a largo plazo para mantener una buena calidad del suelo,
· el efecto de las decisiones en el manejo del suelo que influyen en la calidad del suelo.
La forma como se manejan los suelos de la finca tiene un efecto determinante en el carácter y calidad de las cosechas de grano, y de forma marcado sobre las ganancias a largo plazo.

Los productores necesitan herramientas fiables, rápidas, y fáciles que sirvan de ayuda para evaluar las características de los suelos, en particular para obtener cosechas de granos crecientes y para la toma de decisiones correctas que conlleven al manejo sostenible de la tierra

El Método de Evaluación Visual (EVS)

El Método de Evaluación Visual (EVS), esta basado en la observación de importantes propiedades del suelo (textura, estructura, consistencia, color, porosidad, costras superficiales, cobertura, presencia de lombrices, etc.) tomados como indicadores del estado de la calidad, los que se ordenaran en una tarjeta de calificación.

Los indicadores del suelo son indicadores dinámicos, capaces de cambiar bajo los regimenes de manejos diferentes y presiones de uso del suelo, siendo sensibles al cambio, ellos advierten de forma rápida los cambios en las condiciones del suelo y constituyen una herramienta de supervisión eficaz

La Calificación Visual (CV)

A cada indicador le corresponde una calificación visual (CV) de acuerdo a la escala siguiente: 0 = (Pobre), 1 = (Moderada) y 2 = (Buena); la asignación de estos valores a cada indicador, dependerá de la calidad del suelo observada en la muestra tomada en cada parcela comparada con el suelo de las tres fotografías mostradas en el manual de guía de campo.

La puntuación visual es flexible, de forma que si la muestra que usted esta evaluando no coincide con alguna de las fotografías, pero tenga similitud con alguna de ellas, usted puede asignarle una puntuación, por ejemplo 0.5 o 1.5. Como en el suelo pueden presentarse algunos indicadores relativamente más importantes para la calidad del suelo que otros, EVS los tiene en cuenta, proporcionando un factor en una escala que varía de 1, 2, y 3.

El total de la puntuación de los indicadores evaluados, provee un valor que indica la calidad de un suelo: bueno, moderado o pobre.

A menudo los resultados de esta práctica ayudan a conocer que cualidades del suelo constituyen una limitante productiva y permiten planificar acciones correctivas o paliativas para mejorar su rendimiento.

DESCARGAR PDF GRATIS

Salir de la versión móvil